¿Para qué sirve la colaboración? ¿Quién necesita la tecnología ‘nube’?

En la actualidad, la meta sobresaliente que comparten todos los negocios es la de lograr sin gastar; es decir, crecer y divulgar a nuevos mercados pero a la vez ahorrar dinero. Ya estamos en una época económica gobernada por la ley del más fuerte; para las empresas es imprescindible aparecer ‘verde’ para atraer nuevas inversiones, y existe una ‘App’ móvil para casi todo. Tomando en cuenta las condiciones de tal ambiente, parece que no haga falta explicarle a nadie los beneficios del uso de la nube en el comercio. Pues la verdad es todo lo contrario. Cierto, las empresas más pioneras ya han reconocido las grandes ventajas e innovaciones que ofrece la nube a la hora de ahorrar tiempo, dinero y espacio. Pero para nosotros, los demás, ‘la nube’ se ha quedado encerrada en la etapa conceptual, nomás una palabra impresionante que intentamos vanamente echar de vez en cuando en la conversación.

Junto con una variedad de revistas comerciales, las empresas de software que más cuentan con la nube buscan una manera de lanzarnos fuera de este estado de ignorancia y hacia una mejor comprensión de cómo nos puede beneficiar el uso de la nube. En un artículo recientemente publicado por la revista gubernamental británica, businesslink.gov, afirma que en términos de los posibles avances económicos la tecnología ‘nube’ ha llegado a la hora justa. Si se cuenta menos con los servidores físicos, se reduce y el coste de los servicios informáticos y el impacto medioambiental (lo que, en los últimos años, ha llegado en sí mismo a ser una arena en la que se compite con el objetivo de ser la empresa más verde y con las mejores políticas de responsabilidad social, lo que en su turno implica una posibilidad aumentada de atraer inversiones externas). Además, el uso de la nube en vez de instalar constantemente todas las nuevas versiones del software elegido a lo largo de la empresa ayuda a cortar los gastos. También, el uso de la nube y de su software significa que se puede centrar más en el foco principal del negocio puesto que se externaliza todo lo que tiene que ver con la informática.

Tales proveedores que Clinked (un producto nuevo e innovativo de la empresa Rabbitsoft, basada en el Reino Unido, que se caracteriza por una combinación única de software de colaboración y gestión de proyectos) ofrecen varias posibilidades de escalamiento. Por ejemplo, para una empresa todavía en su etapa inicial, el ofrecimiento Bronze de Clinked sería lo más apto (almacenamiento de 50GB y máximo de 50 miembros, todo por el precio muy asequible de €175 al més). Con el paso del tiempo, si la empresa crece y decide que ya necesita más capacidad o más miembros, puede mejorar su paquete y modificarlo a la versión Silver o Gold (depende de sus nuevos requisitos).

Todo se hace mediante un sistema remoto, y en esto también se incluyen las actualizaciones. Las maneras más tradicionales (o, más bien, arcáicas) de gestionar la informática ya no valen ya que actualizar el software comprando cada nueva versión implica un coste repetitivo y excesivo. Los proveedores de servicio de la nube gestionan todas estas actualizaciones remotamente, y esto implica un gran ahorro a lo largo del desarrollo de la empresa. El elemento colaborativo de la nube también permite el acceso constante y permanente de todos los miembros del proyecto o del grupo a todo lo que necesitan, mediante una plétora de distintos aparatos. Y por encima de todo esto, las garantías de seguridad y las ventajas ‘verdes’ hacen que la nube sea un desarrollo muy necesario en una sociedad rápida en la que todos contamos con los ordenadores y los aparatos móviles. Para cualquier empresa o profesión, es de suma importancia estar al día para mantener buenas relaciones con los clientes. ¿Por qué esperas?

greg